martes, 1 de mayo de 2012

Sensual

SENSUAL
De la pasión prohibida.

Sus labios entreabiertos
con un anhelo inconfesable
de pasión desbordada
vestida de silencio.

Su carne desnudada
como  ofrenda cumbre
que amansa a un dios embravecido
lujuriosamente vivo.

Miradas que comparten un secreto.

Caricias que traspasan el deseo contenido
de unos ojos cerrados,
despojados de sueños.

Sensaciones renacidas
en un mar de sentimientos.

Pasíon,
deseo,
entrega
y
remordimiento. 

5 comentarios:

Mercedes dijo...

Tengo que reconocer que este tipo de pesía tan obvia no es precisamente la que a mí más me subyuga, aunque reconozco que tiene arte y sentimiento. No estoy segura, pero creo que le falta elegancia, insinuación... Es una opinión.
Saludos.

irene dijo...

Expresa perfectamente la sensualidad en el amor, el amor es un conglomerado de muchas cosas, ternura, pasión, comprensión, cariño, complacencia... y mucho más, y por supuesto, sensualidad.
Un bonito poema, sincero y humano.
Besos, Ignacio.

Antonio Misas dijo...

Un poema, bastante flojo donde no arriesgas nada, es más, te sobra la explicación de arriba. Correcto, solo correcto. Estoy de acuerdo con Mercedes.

Un abrazo

merce dijo...

Creo que con la última palabra, comienza todo un mundo que asoma,
... principio del laberinto del verso.


Un saludo Ignacio

María dijo...

Regreso para encontrar en tu letra el detalle perfecto de la pasión y la piel en cada gesto.
Un placer estar aquí de nuevo.
Un abrazo, Ignacio.