jueves, 26 de mayo de 2011

“El tsunami anti PSOE”

Considero que es una obligación, especialmente de los socialista, reflexionar en el mensaje que las urnas ha dado a la clase política en las pasadas elecciones del 22/05.

Es obvio que el Partido Socialista Obrero Español se ha llevado, posiblemente, el mayor varapalo de su historia, fruto, seguramente, de las políticas restrictivas que se están realizando desde el Gobierno de España.

Todos tenemos medianamente claro, que la aplicación de esas políticas restrictivas, de recorte o de ajuste, como queramos llamarlas, nos han sido impuestas desde el exterior, para equilibrar la balanza de intereses de los denominados “mercados”, y que sin ellas, tal y como ha sucedido con Grecia o Portugal, habíamos sido intervenidos por el Banco Europeo. Las medidas anti crisis que se han aplicado eran, obviamente, necesarias e ineludibles, pero lo que no queda tan claro, al menos a mí, es que si debían de haber sido aplicadas por un gobierno progresista o no.

El gobierno ZP, hasta entonces, se diferenció siempre por su marcada personalidad social. Importantes han sido la ley del matrimonio homosexual, la de la dependencia, ambas para quitarse el sombrero por los derechos que reconoce, y las políticas de igualdad implantadas desde un ministerio propio, por tanto, el hecho de asumir el protagonismo en la adopción de estas medidas, sacrificando las clases más bajas, es algo que nos descolocó, y no sólo eso, sino que nos mutiló el discurso solidario que hasta entonces habíamos estado proclamando, y en el que creíamos ciegamente.

Vistos los resultados obtenidos en las urnas, yo me pregunto si no hubiera sido mejor para el partido que el Gobierno hubiera convocado elecciones generales en el momento que supo que la política que tenía que llevar a cabo no era la de su programa, sino otras neoliberales que le venían impuestas y que no podía eludir de ninguna manera, dejando el protagonismo en la adopción de esas medidas a otro partido de corte más liberal o conservador, o bien, asumiendo dicho protagonismo pero con la complicidad del pueblo, renovada en los resultados de esas nuevas elecciones que nunca se llevaron a cabo. ¿Qué había pasado si se hubiera actuado de esta manera? Es difícil de responder a ciencia cierta, pues lo cierto es que digamos lo que digamos serán siempre meras especulaciones, pero yo pienso que el tsunami en contra del PSOE no habría sido tan intenso ni perjudicial, incluso me atrevería a pensar que en dicho caso habría sido en sentido positivo, pero tal y como digo, esto es una mera especulación.

Ahora tenemos que estar a la altura de las circunstancias, especialmente porque dentro del partido socialista han pagado justos por pecadores. Todos los socialistas tenemos la misión de analizar lo ocurrido y aportar ideas, porque sería terriblemente trágico, dramático para España, que por una mala gestión o una lectura equivocada de la realidad, nos carguemos este partido y tiremos por tierra toda su historia. España necesita al PSOE, y sobre todo en tiempo de crisis, donde lo importante, lo más importante, es el bienestar, la tranquilidad, la seguridad de todos.


Ignacio Bermejo Martínez


5 comentarios:

José Luis Martínez Hens dijo...

Ignacio, creo que más que el partido socialista el tsunami ha sido antiZP. No se puede estar con verdades a medias y negando la crisis practicamente dos años. De la reacción que se tome por parte del partido dependerá el futuro.

Pilar dijo...

Sin duda necesitamos quien contrapese al PP, pero un partido que no se reconoce en el espejo y pretende pasar sin explicarse, sin contar con sus votantes, quizás no sea el más adecuado para el papel, lástima.

María dijo...

He leído detenidamente tu texto y me hago como tú esa pregunta retórica que ni siquiera especulaciones puede tener.
Este país no sobreviviría sin un partido de izquierdas que se preocupe del estado del bienestar que incomprensiblemente ha sido dañado tan cruelmente, pero aún así jamás entenderé que alguien que se reconoce "obrero", por muy dañado que esté, espere que resuelva sus problemas quienes no han sido capaces hasta ahora, ni siquiera en la oposición de ofrecer soluciones de estado desde la derecha más recalcitrante.
Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ignacio Bermejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.