domingo, 15 de marzo de 2009

Un gesto hermoso

Permítanme que me aparte de cualquier influencia política, de cualquier interés personal, de cualquier interpretación manipulable, pues lo que hoy quiero contarles es sólo el resultado de la observación independiente que últimamente estoy teniendo sobre la gente de nuestro pueblo, sobre nosotros.
La crisis económica nos está dando de lleno, ha agujereado el casco, justo en la línea de flotación, del barco donde navegaban muchas familias que antes subsistían a duras penas con dos sueldos, y que ahora, sin trabajo de uno de los cónyuges o en el paro los dos, no tienen a donde ir y se encuentran con una mano delante y otra detrás.
Son muchos los casos conocidos. Son muchas las tragedias que estamos viendo, porque lamentablemente, con independencia de a quien achaquemos la responsabilidad de esta maldita crisis, lo cierto es que está generando muchísima pobreza y convirtiendo en víctima a la amplia clase media.
Y muchos ahora pretenden demostrar que llevaban razón cuando decían que no se podía vivir por encima de nuestras posibilidades, y tenían razón, pero no es tiempo de reproches, sino de todo lo contrario. Tenían razón, pero aquellos que consumieron compulsivamente, hipnotizados por el sueño del bienestar, grandes casas, grandes coches, grandes frigoríficos y televisores, grandes, grandes, grandes, ahora no pueden hacer frente a sus deudas contraídas y no saben qué hacer.
La crisis es profunda y, aunque ha calado hasta la médula de la sociedad, lo ha hecho con una celeridad que no terminan de comprender ni de creer los grandes sabios economistas del mundo entero. Muchos se han convertido en pobres de repente y les ha sucedido tan rápido que aún no son conscientes de su sueva situación, porque los pobres no han tenido tiempo para la desesperanza. Por ello creo que lo peor de esta crisis no es lo que está ocurriendo ahora, pues el remanente de nuestra economía, la inercia consumista que tenemos hace que en la mayoría de los hogares siga habiendo bienes de consumo que dignifiquen la vida de quienes padecen más de lleno esta desgracia, pero ¿qué pasará cuando transcurrido unos meses esos remanentes se vayan terminando? ¿Qué harán estas familias cuando se les acabe el paro?
Corren malos tiempos, y todos tenemos que movilizarnos para hacer un frente común. Todos deberíamos de tomar conciencia de que es un gravísimo problema social que sólo seremos capaces de sobrellevar y superar si somos consecuentes, responsables y solidarios.
Está feo decirlo, pues soy su Secretario, pero es que me parece maravilloso el gesto que ha tenido mi Hermandad de la Sagrada Resurrección negándose a colocar flores sobre el paso de nuestro Titular para exornarlo, destinando esa partida presupuestaria a ayudar a los más necesitados. Probablemente esta iniciativa sirva para poco, pues es cierto que no deja de ser un simple gesto, pero lo importante para mí es que mi Hermandad ha tomado conciencia del problema social y ha dado un paso al frente.
Si es sólo esta Hermandad quien hace esto, este hecho no servirá de mucho, pero si cunde el ejemplo y son otros los que se suman a esta iniciativa aportando su granito de arena, les garantizo que tendremos el poder de cambiar el mundo.
Les pido, por último, que miren atrás y recuerden el maravilloso milagro que Jesús hizo multiplicando los panes y los peces. ¡Hagamos, por Dios, este milagro, porque sé que somos capaces, muy capaces!

11 comentarios:

Gizela dijo...

Igual que la sumatoria de la vida se reduce a algo muy simple, como son los pequeños detalles, que la conforman.
Igual, ningún acto de solidaridad, por más pequeño que sea, es vano.
Todo lo contrario, la suma de pequeños actos de solidaridad, en este tiempo tan duro, podrán de alguna mitigar el sufrimiento de muchos.
Me adhiero palabra por palabra a esta reflexión.
Lindo domingo y un abrazo
Gizz

Anónimo dijo...

MARAVILLOSO GESTO, IÑAKI, digno de ti y de los que contigo llevan la HERMANDAD DE LA RESURRECCIÓN, pero al cesar lo que es del cesar, hay que aclarar pronto y rapido que esta fué - a mi parecer- una IDEA DE NUESTRO HERMANO MAYOR, por lo menos yo a él se lo oí decir la primera vez, por tanto, aunque la que manda es la JUNTA, él llevaba ya la idea programada, (rara avis) FELICIDADES, PUES A ESTA MAGNIFICA IDEA DE SOLIDARIDAD DE NUESTRA HERMANDAD. EL SOLITARIO.

Alas dijo...

Seremos capaces, claro que sí.

Un beso.

Cecy dijo...

Tranquilamente tu texto Ignacio, podría aplicarse aca, que ya hace muchos años esta así.
Y no es por falta de voluntad de la gente, que siempre paga los platos rotos.

Besos.

Shanty dijo...

Tu reflexión de hoy es muy aguda. Cierto, muchos granitos de arena pueden hacer la diferencia: un milagro hecho realidad.

Abrazos

Rocío dijo...

Hola Ignacio, buen escrito para pensar, pensar que todos podemos hacer algo ante una situación tan delicada y grave.

Ojala nos sirva a todos para actuar.

Cordialmente.

Rocío

Sara dijo...

Mil bravos por el gesto de tu hermandad y ojalá todos copien ese gesto, pero ya ves, en Diciembre que la crisis ya estaba instaladita no se apagó ni una sola luz de más, de las ciudades, se derrochó energía y dinero en adornos, en publicidad, en....y es que... lo que yo percibo amigo Ignacio, es lo que tú dices en tu blog, que la crisis afecta a los más débiles porque el resto del mundo capitalista y bien situado, siguen con sus políticas y sus costumbres, asi es que mil aplausos por vosotros y ojalá cunda el ejemplo y lo secunden muchosssssssssss, pero va a ser que quien tiene que seguir este ejemplo por obligación ética y moral, no lo harán y entonces pesimistamente te digo, apaga y vámonos.
Un abrazo y excelente post.

ALGUIEN QUE TE APRECIA dijo...

Bonito gesto de generosidad, granito a granito se hicieron grandes montañas. Me encantaría que vuestra hermandad sea tomada como referencia. Y la Semana Santa tome un significado más profundo, en estos tiempos de recesión y no consista en pasear pasos por la calle, y el término "hermandad" suponga socorrer muchas familias pidiendo auxilio.

Silvia dijo...

hola poeta!muy buen ejemplo lo de tu Hermandad....
seguro se multiplicará...
besotes.silvia cloud

JL Martínez Hens dijo...

Reflexión buenísima en el día que tenías que dar tu conferencia. Me hubiera encantado estar allí, pero veniamos de Jerez la semana pasada y a mi mujer no había quien la moviera de casa.

Yo venía diciendo lo del consumo desde hace tiempo. Además como quiero que en el 2004 empecé a ir a Brasil de forma compulsiva y veía como se vive allí, pensaba que aquí todos viviamos por encima de nuestras posibilidades, y más teniendo en cuenta que en ese país hay muchas más oportunidades de negocio que aquí. ¿Cual es el motor de nuestra economía? La construcción, el turismo y el sector servicios, y qué servicios se demandan hoy, cada día menos. Es por eso que la clase media en España va a empezar a desaparecer y eso va a ser difícil de asimilar. Da miedo pensarlo y más teniendo boquitas de pajaritos que alimentar.

No se si al final tendremos que irnos al campo, dejar el estrés y cuidar ovejas con una flauta y componer poemas.

¿Sabes tocar la flauta?

Bueno, si no es la flauta será el pito de los Carnavales que para eso eres gadita.

Silvia dijo...

hola!aprovecho este medio para desearte feliz dia del padre....
(lo hago por aqui porque no encontre tu mail ,en tu perfil)
besotes.
silvia cloud