domingo, 13 de junio de 2010

Conociéndome

Mi verdadera vocación, siempre lo ha sido, es la de ser escritor, escritor de novela de narrativa contemporánea, pero pensando en ello, acabo de caer en la cuenta de que para serlo, al menos de una manera honesta y relativamente eficiente, necesito ejercer un grado más amplio de libertad personal. Desde mis propias limitaciones, trabas y prejuicios, que en la mayoría de los casos yo mismo me he impuestos, difícilmente podré ejercer dignamente la función creativa que todo escritor necesita para contar una historia creíble, por eso creo que debo actuar valientemente, para procurarme esa libertad que necesito. A veces nos cuesta muchísimo aceptarnos a nosotros mismos. Casi siempre es complicado decidir, pero hacerlo es andar hacia delante. ¿Vienen conmigo? No digo que sea fácil ni bonito, es sencillamente un camino, mi camino. Un destino, mi destino, todo aquello que yo he elegido en base a lo que soy, con el valor de no mentirme a mi mismo.

23 comentarios:

Ángeles Hernández dijo...

Así estamos todos, caminando pasito a paso, empezando con el "mama me ama", para que la inspiración nos pille trabajando y con soltura y algo de práctica.

Te deseo que consigas , más pronto que trde, lo que te propones.

Mercedes dijo...

Claro que sí, voy contigo. Lo conseguirás, ya lo verás. Te despojarás de todos los corsés que que impiden escribir con libertad.
Ya nos contarás, en una estupenda novela.
Un abrazo.

Duna dijo...

El reto mas difícil que hay es ser honesto con uno mismo. Muchas veces no vemos, o no queremos ver la realidad.
Dificil, si, pero el primer paso es querer, y ese tú ya le has dado.
Adelante Ignacio.
Yo te sigo.Muchos besos

filo dijo...

estupendo, Ignacio,
valientes reflexiones sobre uno mismo y esta labor que uno tiene metido en la cabeza, la de ESCRIBIR, y a veces no es fácil dejar a un lado los prejuicios sociales,todo el lastre que llevamos consigo y ponerse a la tarea...
"escarbar y adentrarse en uno mismo, difícil tarea" decía R. M. Rilke

un abrazo, amigo

Azul Unada dijo...

Sin duda que la libertad tiene que ver con la valentía, hacerse cargo de las consecuencias de cada decisión. Creo que las limitaciones, trabas y prejuicios tienen un origne más plural. Finalmente es uno quien las acarrea, pero rastrear sus orígenes ayuda a liberarnos de las que perjudican.
Viva el viaje de la libertad, el camino que se construye cada día, paso a paso.
Salud

ÁFRICA dijo...

Hola Ignacio, nadie dijo que lo que uno se propone fuera fácil,
Y si tu deseo es escribir, estoy contigo.
Un beso.

despistada2010 dijo...

Desde luego.
Yo hace un tiempo que estoy en busca de esa libertad, y como lo vivo? como la ascensión a una montaña, por momentos son senderos aplacibles,y fáciles de transitar, por momentos difíciles y pedregosos, a veces te encontras con deslizamientos que te quieren llevar abajo otra vez, por momentos escarpadas pendientes dificiles de sortear, pero sigamos intentandolo, conquistemos nuestra cumbre.
beso

Conchi del Blanco dijo...

Hola Ignacio, pues sí, actuar honestamente es la única puerta para el triunfo, sobre todo con esa escala de valores que te caracteriza, y como estoy contigo, aplaudo de buena fe tal actuación, sigue así y triunfarás. Un saludo amigo. Conchi.

Sara dijo...

eSOS SON BELLOS MOMENTOS, QUE ANTES O DESPUÉS TODOS PASAMOS....ya vivir ese momento...dice mucho de ti...cada cual llevamos nuestra mochilita cargada de eso...vivencias, experiencias....que por ser nuestras creemos que son las mejores o únicas....y noooooooo...debemos posar la mochilita de vez en cuando y observar de vacio...a mi me encanta....aunque es muy dificil hacerlo y sobre todo en épocas malas...más dificl aún.
Un abrazote poeta, escritor, artista.

Ana dijo...

Lanzate en picado si eso crees que es lo que quieres..
Besos!

La Isla Misteriosa dijo...

Despéjame esta ecuación y empezaremos a hablar de libertad para escribir sin prejuicios.

X2-X-1=0

A mi por el contrario me encanta escribir con prejuicios y con trabas. Aborrezco la duda metódica cartesiana que permitió a su creador convertirse en un amanerado del racionalismo. Por eso prefiero a Cortazar antes que a Descartes.
Un escritor, amigo abrazo.
Un amigo, abrazo escritor.
Un abrazo, amigo escritor.

andres rueda dijo...

hace poco me he traladado a Andalucia, en concreto a Granada , pero siempre habia tenido gran conecsion con esta bella tierra.
He decirte que parece que siempre vivi aqui, espero poder trabajar mucho tiempo aqui.
Esunplacer rcibir tan bellas palabras de un gran escritor como tu, y ademas yo estuve en la mili en SAN FERNADO .
ESPERO ESTAR EN CONTACTO Y QUIZAS ALGUAN COLABORACION..
un abrazo
Andres

Sacha Grant dijo...

http://www.floresdecemento.blogspot.com/

Sacha Grant dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog.
Ignacio, te acompaño en tu camino desde Córdoba, Argentina.
Puse un link de tu blog en el mio para dar a conocer tus palabras.
Un abrazo,
Alejandro

Eau dijo...

Me gusta, te apoyo y te sigo. Los verdaderos escritores son valientes, atrevidos, libres. A ver si hago yo lo mismo algún día...escritora no sé si soy pero atrevida y loca creo que sí.
Abrazos

José Luis Martínez Hens dijo...

Hoy en día todos queremos ser escritores pero ninguno somos capaces de dar el paso definitivo. Pasar hambre a costa de la vocación. Esto no es un pasatiempo sino un oficio.

María dijo...

Ah, pero no lo eres aún? Nadie lo diría.
Deja fluir todo lo que llevas dentro, creo que no eres consciente de lo bien que lo haces.
Besos

María dijo...

No seas modesto, tú ya eres escritor, sólo debes dejar fluir lo que llevas dentro y...encuanto al estilo, pues es lo de menos. Besos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Ignacio!
A veces, solo a veces, el camino es quererlo, y quererlo andar...

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

RECOMENZAR dijo...

Yo me siento como vos ..el escribir es mi destino... me limpio cuando lo hago... es por eso que escribo...
besos

José Luis Martínez Hens dijo...

Killo dale de comer al blog y no lo dejes todo para los libros.

sofia dijo...

La toma de decisiones nos construye .. obviamente partiendo desde la honestidad en nuestro espejo
un abrazo muy fuerte

MOVISI dijo...

Escribir es una terapia para el alma, jamas dejes de hacerlo amigo, me identifico con tus letras y tu sentir.

Un abrazo, saludos.