martes, 22 de febrero de 2011

A veces ocurre que personas a las que conocemos consiguen logros importantes en sus vidas que las elevan hasta el Olimpo, un lugar propio de dioses. A veces ocurre que a esas personas que mitificamos, aun siendo grandes y dignas de la mayor gloria, se muestran débiles, accesibles, sencillamente humanas. A veces ocurre que nos damos cuenta de que lo verdaderamente importante no son las personas, sino las obras que las trascienden y que dejan el testimonio eterno de que un un día estuvieron por aquí.

A mi amigo Alfonso, a quien admiro.

Autor de la fotografía: José Carlos Fernández Moscoso

Alfonso: Te vi aquella noche, tan triste, tan solo.

Llegabas desde lejos,

vencida la distancia de lo oscuro,

rendido en el esfuerzo

de buscar inútilmente algún sentido.

Tus manos frías, como tu cara mustia de hombre derrotado,

tus ojos entreabiertos de animal dolido.

Y sonreías con esfuerzo para no dejarte ver.

Opaco querías ser al sentimiento

sin poder evitar aquel gemido largo de tu mirada triste.

¡Triste y vacío, como la calle sin gente!

¡Triste y oscuro aquella noche

de efímeros amores que se ahogaron en un whisky!

Alfonso: Te vi aquella noche y descubrí al verte

que eras mortal, igual que yo, como cualquiera,

como uno más que a la tierra ha de pagar el tributo irrenunciable de la carne,

una carne, tu carne fementida,

cargada de pesadumbre ruda,

contagiando a todos de aquel pesar tan triste.

Alfonso: Yo te vi aquella noche.


Poema propiedad de Ignacio Bermejo

22 comentarios:

despistada2010 dijo...

Muy emotivo!!

Pilar dijo...

A veces ocurre que tras amar la obra descubrimos que también amamos a quien existe tras ella.

A veces, es mejor quedarse con la obra, porque no siempre el joyero es tan brillante como sus joyas.

Un cordial saludo, hermoso homenaje.

Silvia dijo...

AMIGO POETA: ME ENCANTO LO HUMANO DE TU POEMA...
GRACIAS POR COMPARTIR...
TU OBRA ES TAN BUENA COMO TU...
BESOTES SILVIA CLOUD

filo dijo...

hermosa lírica, Ignacio.

De tu mano dijo...

Versos cargados de humanidad...
Un saludo!!

Narci dijo...

Precioso homenaje para un buen amigo.

Saludos

Isabel Moncayo Moreno dijo...

A veces nos vemos en el otro, o será las circunstancias, ver al amigo o verse en el amigo, versos con el amargor del desamor.

Un abrazo

(((((((()ËMy£iâ))))))))) dijo...

Coincido con Narci.. un muy emotivo y hermoso homenaje a tu querido Amigo.
Cariños Emy.

Paqui Quintana Vega dijo...

"..aquel gemido largo, de tu mirada triste..."
Cuando los labios callan, la mirada suele tomar el testigo.
Nosotros, a través de estos versos, también hemos visto a tu amigo.
Perfecto.
Un saludo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Buenos y soleados días por aquí abajo, en Andalucía. Como siempre un placer pasar por aquí... Gracias por compartir tus cosas con nosotros.

Saludos y un abrazo.

Déjame un Poema dijo...

Ignacio, precioso poema, emotivo y lleno de sensibilidad y amistad.
que lindo fue leerte.

……..Besitos……...
(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)
*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´
¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ °º ¤
……..Noemí……….
Que Dios te bendiga hoy y cada uno de tus días, Gracias por estar.

María dijo...

Desde tu misma Andalucía, puedo admirar entre soles de primaveras un poema magnífico que hace humano y acerca al protagonista de tu palabra, sutil y sencillamente porque... le viste aquella noche...

Leni dijo...

Y es que los dioses se desnudan para quedarse en hombres y sentir a los hombres convertidos en dioses.

Os visteis...ambos terrenales y vivos.

Un poema con gran carga emocional.

Besos

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Hermoso poema de homenaje a tu amigo.

Todos somos vulnerables, eso es propio de nuestra humanidad.

Tú has sabido reconocerlo y eso te ennoblece,querido Ignacio

Princesa Letizia dijo...

Me encanta que le pongas eso de que es de tu propiedad. Ana Rosa podría recitarlo en su programa mañanero sin autorización.

El poema es precioso, por cierto.

¿Has visto mis camisetas? Son chulísimas. Seguro que tú estabas guapo con una camiseta tambén.

Besos de Princesa

Bichita23 dijo...

Ignacio, suele ocurrir (por experiencia personal) que son los demás que nos adornan desconociendo que participamos de la misma naturaleza, y se asombran de ver nuestra parte humana y nos asombrarnos de que no nos sientan como tales..
Tu homenaje impecable, perfectamente construido, pero lo mas importante es que impronta nuestros sentidos, bello texto, triste pero aun en la tristeza vive la belleza un abrazo y gracias por pasar por mi blog

Princesa Letizia dijo...

Tu amigo tienen mucha suerte teniendo un amigo como tú y yo soy dichosa teniendote de súbdito de mi Reino.

¿Quieres unas filloas?

Besos de Princesa

Amparo dijo...

Hola Ignacio, vine a conocerte y tus palabras me han emocionado. Tu amigo es afortunado al tenerte a su lado.
Daré una vuelta por tu espacio, si no te molesta, es muy interesante.
Feliz domingo.
Gracias por dejar tu huella, gracias a ella pude conocerte.
Un beso

NATIVIDAD dijo...

SALUDOS!!BELLO POEMA A UN AMIGO, GRACIAS POR TU VISITA¡¡¡

FLORESTEBANEZ / ELVIAJEROSINPRISA dijo...

Tienes mucha, mucha razón, Ignacio en tu magnífico comentario. No hay nadie que no pase en un memento u otro por momentos bajos. Nadie es tan fuerte, mas bien somos mas débiles de lo que aparentamos. Precioso poema.
Gracias
Un abrazo.

Sensaciones dijo...

Vengo para agradecerte tus palabras en mis Sensaciones. Es la primera vez que me presentaba a un concurso, me alegra que te guste.

Y de paso...he disfrutado con tus versos...bonito homenaje

Un beso!!

Amie dijo...

Eres un verdadero Poeta, me inclino ante tus letras.

Un beso