jueves, 10 de noviembre de 2011

Mirando


He aprendido viendo
que el silencio puede estar cargado de palabras,
de sentimientos que afloran como plantas
y miedos disfrazados de lágrimas.

He aprendido viendo en silencio,
que se puede volar alto, aún sin alas
que en mi pecho, muy adentro, aun renace
una vida que no acaba.

He aprendido mirando
que el deseo es algo inesperado que surge de repente
que llega a nuestra vida enfermándonos de miedos,
contagiándonos de ausencias y cargándonos de vida.

He aprendido mirando, mirando cada día
que el hambre es algo que se expresa con mil caras,
que el ansia inaguantable se transforma en la locura
de buscar en el presente lo imposible.

Y aquí sigo, y seguiré por siempre, mirando… mirándote.

(Ignacio Bermejo)

6 comentarios:

Katy dijo...

La vida es una gran escuela en dónde el que quiere aprende.
Yo tambien creo como expresas en este bello poema que el
que el silencio está cargado de palabras.
Un abrazo

Sara dijo...

Precioso poema que nos recuerda que debemos estar siempre observantes, mirando a todo lo maravilloso que el mundo nos regala, que la naturaleza nos ofrece para que disfrutemos y compartamos.

Un abrazotedecisivo estimado poeta.

Pat.mm dijo...

Observando y absorviendo la realidad...a veces es tan bella!!

Un abrazo,

María dijo...

Modificando el decir popular...
Al impenitente observador, pocas palabras bastan.
Me ha gustado tu texto, Ignacio... Me ha parecido bello, muy bello.
Un beso.

MEME dijo...

La parte final me encanta, bueno me encanta todo, pero el final es algo que he vivido y me gusta como lo expresas...

""el ansia inaguantable se transforma en la locura
de buscar en el presente lo imposible."""

QUERER ALGO YA Y ENCIMA ALGO IMPOSIBLE TE PUEDE VOLVER LOCA/O

Un beso

tere leos "Redluv" dijo...

mirando bajo las pieles, mirandonos, mirarte, mirarla.. mirarle..
:)