martes, 11 de marzo de 2008

Blanco



Cabalgar esperando
que el sentimiento se asiente
en el acto mismo de poseer el cuerpo,
mientras los ojos abiertos a lo oscuro
imaginan otros mundos lejanos.
Sentir en la piel el calor
como residuo de un amor desvencijado
que indiferente subsiste en la pasión perdida
que un día estuvo viva.

Existir, vivir, estar,
para no decir nada más.
Acallar toda palabra,
liberando el alma en una sacudida
placentera de inquietud.

Después, sólo el desasosiego
que se derrama inservible
desde la ausencia eterna.

No sé si sabes de qué te estoy hablando.

©Ignacio Bermejo

28 comentarios:

Evan dijo...

Pero hombre... me voy y a la media hora vuelvo y ya tenés post nuevo! :)

El desayuno no es solo para poyo, es un gesto de cariño para quien quiera tomarlo...

Ya puse tu premio a la derecha en mi SINGULAR, que donde pongo a todos mis afectos.

...

Cómo no va a saber que le estás hablando si la estás amando... y eso, eso se siente.

Otro beso con olor a café!

La_EsPeCtAdOrA dijo...

jijijiji creo ke la poèsia no es para mi..pero bueno la lei y esta genial.. muuuuuyyy interesante..
felicitaciones!!

Dory dijo...

"Existir, vivir, estar,
para no decir nada más.
Acallar toda palabra",

Precioso Ignacio... gracias por entrar en mi blog, y es cierto que se parece al blog de Kresala! :)
Un beso

dory

libertad entre rejas dijo...

ja,ja,ja, pues sí, menuda casualidad, color y todo...

Me gustó leerte, pasaré más tranquilamente, mientras tanto, un beso enorme.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Lo sé y, a veces, lo comparto. Gracias por visitar mi blog. Volveré por aquí con frecuencia, Ignacio

Anna dijo...

No tengo ni idea si se de lo que me estás hablando, pero te voy a confesar una cosa: en 5 días Domingo de Ramos!!!!

Alimontero dijo...

Hola, aqui me tienes nuevamente, siento una gra emoción, talvez en parte de tus lineas me hacen sentido...
"Existir, vivir, estar,
para no decir nada más.
Acallar toda palabra,
liberando el alma en una sacudida
placentera de inquietud".
... y me digo, existe algo mas...mucho mas...dónde estas? dónde estoy? quién me conduce?...qué me conduce?...asi me pierdo, no sé si estás, vas o vienes...
Nacer, vivir, morir para re-nacer, esto es a cada momento, es permanente...es lo único permanente...
te abrazo fraternalmente,

Ali

Alimontero dijo...

Gracias por tu hermoso feed-back, tenemos "un puente" común...
"..No sé si sabes de qué te estoy hablando. "

Ahora...cariños,
Ali

Alimontero dijo...

Ignacio, gracias por tu feed-back inmediato... creo que tenemos un mismo "puente"...
"No sé si sabes de qué te estoy hablando".
Te envío mis respetos...y también mi cariño,

Ali

Patricia Gold dijo...

Hola Ignacio

Venía a decirte que tu comentario en mi blog,me impactó.
Sentí que hablabas de MI vida,y no de la tuya.
Me pasa exactamente lo mismo,quedé pasmada frente al monitor..,ni una sola palabra es distinta a lo que vivo.

Amigo, leo tu post y no se si soy yo,entendí otra cosa distinta a lo que te comentan.
Leo algo melancólico...
Creo que si se de que estás hablando...porque lo siento también.

Tal vez me equivoque..pero yo me quedé con estas palabras:
"Sentir en la piel el calor
como residuo de un amor desvencijado
que indiferente subsite en la pasión perdida
que un día estuvo viva."

Pero dicen que uno mira la vida depende "cómo le fue en el paseo"..
y tal vez leo lo que mi corazón desea leer en este momento...

Gracias por visitarme,espero seguir viéndonos.
Un beso grande desde lejos.
SE FELIZ VOS TAMBIEN...:)

Siempre digo, que si la vida no te sonríe, hay que sonreirle a ella..y la contagiamos.
Patry

angélica beatriz dijo...

Mi querido Ignacio...

Sutil y elocuente este poema. Inquietante descubrirse ante él, identificando los espejos rotos de un tiempo que se negó a morir...

¡Me encantó!

Gracias por permitirme empaparme de tus letras.

Un beso en la distancia.

hawwah dijo...

¿Seguro que blanco?

Duro sentimiento el que trasmites pero me gustó mucho el cómo...

un beso y gracias siempre por visitarme

Maria Coca dijo...

Un poema cargado de instantáneas sentimentales. Me gustó.

Besos desde mi orilla.

Ladrón_De_Versos dijo...

He acudido a tu blog.

Lo primero fue leer tu impresionante perfil donde describes tus éxitos y logros literarios.

Lo segundo fue llegar aquí motivado por tu poesía y encontrarme este espléndido poema...

Te añadiré a mi lista de blogs amigos. Cuando tenga momento y rato escudriñaré en el interior de tu blog a ver qué me encuentro.

Te he rebatido algo tu discrepancia sobre la paz y la guerra en el apartado de comentarios de mi blog.

Si quieres pasarte para leerlo...

Es algo breve y cortito, para tratar un poco de explicar mis palabras y en qué imagenes han podido ser inspiradas.

Quizás así lo entiendas mejor, aunque al fin y al cabo las palabras son eso, sólo palabras...

A veces las palabras se acercan a explicar una "pequeña verdad", otras son tan huecas y vacías que no dicen nada, otras a su vez están cargadas de errores y fallos que nos engañan.

Saludos y abrazos.

Isa S.B dijo...

Blanco como el desadosiego, negro como la ausencia y entre el blanco y el negro todo el color para los ojos abiertos a lo oscuro.
Sí, sé de lo que estás hablando.
Salduos y gracias por tu visita.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Sí, se de sobra de lo que hablas, y me duele, porque lo he vivido tantas veces, que podría escribir mil palabras sobre lo mismo una y otra vez, y siempre tendría una versión distinta de lo que es el sufrimiento, y la soledad, y la muerte de tantas cosas que parecían de derecho legítimo nuestro.... se y se y se demasiado sobre eso, a veces, me encantaría olvidar que se todo eso y volver a empezar, pero, oye, hay una alerta, una alarma dentro de mi... la escucho, y me repliego, hay momentos en la vida en los que es mejor no tensar la cuerda y cargarse de mas recuerdos que luego puedan dolernos. No es cobardía, es... hacer el dichoso paréntesis, darse chance a uno mismo, aislarse para retomarlo todo cuando uno sepa que ya es suficientemente fuerte como para sportar los vientos nuevos de lo que quiera entrar en su corazón. Ahora yo no puedo, pero algún día podré, y volveré a escribir palabras tristes, porque para mi amar, es ese juego donde uno no sabe exactamente donde se encuentra, y pierde parte de identidad cuestionándose cosas que a veces no tienen simplemente respuesta, pero cuando uno está allí dentro... es ciego, no ve.
Un besazo, bello blog, no te pierdo de vista, ok?
Delirium

Ev dijo...

Cabalgar esperando
que el sentimiento se asiente
en el acto mismo de poseer el cuerpo,
mientras los ojos abiertos a lo oscuro
imaginan otros mundos lejanos
....esta es mi parte favorita parece que hace referencia a algo conocido.
Me encanto tu blog, tratare de no perder el contacto y tener el placer de leerte.
Un abrazo

Mavi dijo...

Hola Ignacio,
te devuelvo la visita y quedo encantada.

Creo saber de lo que hablas, conozco el sentimiento de esos instantes. Yo me quedo con:
"Cabalgar esperando
que el sentimiento se asiente
en el acto mismo de poseer el cuerpo,
mientras los ojos abiertos a lo oscuro
imaginan otros mundos lejanos."

Triste, muy triste y con pocas esperanzas de que cambie.

Encantada de conocerte, un beso.

IGNACIO dijo...

Querido amigo, si no fuese por estas "normas" que seguimos como instintos primitivos en la vida, si no nos atáramos a un cuerpo,amado, o amante de por vida...
Nuestros instintos, forma de ver la vida, y actuar serían muy diferentes.
Un abrazo.

María Jesús Lamora dijo...

Me ha parecido bellísimo.
Un abrazo.

ONUBIUS dijo...

Nunca pudimos elegir si EXISTIR era lo que efectivamente queríamos, nadie fue a buscarnos mas allá de la oscuridad para preguntarnos cual seria nuestra decisión.VIVIR tratando de averiguar en la medida de lo posible si estamos o no de acuerdo con aquel primer cruce de caminos que balanceo nuestra existencia,inevitablemente es lo de menos. En alguna que otra ocasión hemos tratado de convencernos que ESTAR es lo importante. Solo espero que cuando llegue el desasosiego que se derrama inservible pueda al menos elegir cual sera mi próxima estación...
Siempre habrá mil y una posibilidad para darle sentido a palabras escritas, como colores espirituales existen...pero mas importante resulta que provoquen sentimientos...

Abrazusss...
Jose

Fortunata dijo...

Después solo desasosiego.... desde la ausencia eterna.....
que mas decir...
Un saludo

Nemo dijo...

Preciosos textos tienes por aquí...volveré a pasar, seguro, a leer con más detenimiento.
Gracias por pasarte por mi blog...
Un saludo

Sara dijo...

Hola, apasionada a la fotografía y esta es muy bella.

Paulo Vilmar dijo...

Ignacio!
Poema carregado de emoções que toca fundo!
Abraços!

Maria Jesús dijo...

Ignacio: me dejas sin palabras. Nunca había leído erotismo descrito con tanto amor y ternura. Es increíble la delicadeza que posas en cada verso. Ojalá luego haya quedado el amor, aunque deduzco que no... Felicidades de nuevo!

Qettah dijo...

Perfectamente sé... porque yo tb estoy viva y siento así. Es un texto cargado de erotismo, de pasión contendida y a la vez desbordada en cada palabra. Son como suspiros robados al aire... Sigues acariciando con cada letra...volvi a sentirme piel.

besos...Qettah

MARIA dijo...

Amar lo que muere, aquello que quizás ya no está, pero que quisiéramos que siguiera, se transforma en una lucha cruel, se erige como un invierno que debemos cruzar, esa estación donde todo parece morir, toda la naturaleza parece sucumbir y sin embargo se prepara para renacer. La vida es ese cruzar estaciones, ese morir al paso para dar el siguiente... algo de dentro se queda siempre en el ayer.
Me gusta mirar hacia el horizonte y aceptar la muerte que da origen a un nuevo renacer.

Besos Ignacio.