jueves, 8 de octubre de 2009

Mi anciana amiga


Tengo una amiga que es muy mayor, casi ronda los noventa años. El otro día, hablando con ella, me contó que cuando era joven el hombre de quien estaba locamente enamorada la dejó embarazada, pero no quiso hacerse responsable de sus actos y la dejó abandonada para siempre.
Eso, en aquellos tiempos, era una gran desgracia. No obstante, ella supo luchar con los abetares de la vida y se repuso a las adversidades.
Se casó siendo madre y de su matrimonio nacieron otros dos hijos. A todos los quiso por igual.

-¿Y su marido?- le pregunté curioso.
-El pobre se murió hace años.
-Verdaderamente aquel fue su primer amor.- le dije como queriéndome hacer cómplice de ella en sus circunstancias.
-No, te equivocas- dijo mirándome a los ojos con mucha valentía. –Mi primer amor fue el que fue. Yo ni me arrepiento ni reniego de él. Estuve enamorada como una loca de aquel pobre sin vergüenza que salió huyendo a la primera de cambio. En verdad, reconozco que nunca he dejado de estarlo. De mi marido... a mi marido siempre lo quise mucho, muchísimo. Él era un buen hombre. Un hombre bueno al que siempre le estaré tremendamente agradecida, pues me tendió una mano, y lo hizo sin reparo. Jamás me reprochó nada, pero como te digo..., aunque le quise, porque es cierto que le quise mucho, nunca estuve enamora de él. Esto es algo triste, pero es cierto.
Aquella confesión me dejó sin palabras. No supe qué decir. Cuando nos pasan estas cosas, lo mejor es no decir nada. Yo me limité a agachar humildemente los ojos, concentrando la mirada en mis dedos que jugaban de forma autónoma, casi en automático, a tamborilear sobre la mesa. Ella también se quedó absorta mirandolos.
Sirva este post como homenaje para ella y tantas como ella.
Un beso a todas.

14 comentarios:

Ana dijo...

Tu amiga fue muy valiente en aquella época de la que hablamos. Salio adelante y amo, y quiso, y tuvo gratas experiencias. Teniamos que aprender de ellos, pues ellos son ejemplo de entereza y vida.
Un beso!

Anónimo dijo...

guauu, qhe historia tan conmovedora...

Belén dijo...

Pues pobre marido... porque seguro que sabría que ella seguía amando a su primer novio...

Besicos

Sara dijo...

Ignaciooooooo! que preciosidad de entrada, ¡que homenaje!.
Como mujer y como persona...prefiero el cariño al enamoramiento...éste último, pasa como el tren "rapidísimooooooooooooooo"vamos...pura química, en cambio cuando queda el cariño...eso si es guay y si es de la persona que te provoca ese enamoramiento mejor que mejor¡por supuesto!. Cuantos/as valientes por el mundo.
Disfruta mucho este puente, yo pienso agotarlo al máximo jejejeje.
Un abrazote grandote

ALGUIEN QUE TE APRECIA dijo...

Circunstancias de la vida que nos empujan y nos envuelven en el destino de la vida. Quizás para algunos esta historia no es tan desconocida viven inmersos en su familia plenamente pero no fueron valientes para romper y siguen con su rutina del día a día.
El silencio les atormenta pero sus recuerdos maravillosos, locos del primer amor, son suficientes para vivir plenamente la condena con toda cordura.
Poeta que complicado es el amor.
Un saludo

Alas dijo...

Qué triste para ella y para su marido, seguro que él merecía su amor, pero el corazón es el que manda.

Un saludo.

Steki dijo...

Qué bárbaro, no? Porque si hoy tiene 90, te imaginas que a la edad que le haya sucedido esto debe de haber sido un escándalo social. Qué linda debe ser tu amiga, Ignacio.
TE dejo un abrazote.
BACI, STEKI.

Princesa Letizia dijo...

Una historia muy triste. Yo conoaco a alguna madre soltera que no se volvió a casar y lo pasó bastante mal.

Pero no hablemos de cosas tristes. Ayer celebramos la fiesta nacional y aquí estoy de nuevo con mis historias. ¿Te pasas a tomar café?

Besos de Princesa

Silvia dijo...

hola poeta!me has emocionado con la historia de esta valiente mujer...seguir adelante...genia...
y el amor a veces juega esas malas pasadas...
pero siempre es mejor haber amado y perdido ,que no haber amado nunca...
poeta es un placer visitarte...gracias por este post.
besotes.
silvia cloud

Estrella Altair dijo...

Pues que quieres que te diga...

.. creo que tu amiga y con todos mis respetos... y cariño que la tienes..

.. confia mas en el amor romántico, que en el verdadero amor, que fue el que le ofertó su marido, un hombre, serio, caval, entregado, amoroso, ¿eso no es amor?

...y el otro que le dió unas noches de rovolcones... y de lealtad nada..

de nada..

... No sé.. .mi amor no es romántico, no lo quiero, quiero amor que con el tiempo demuestre su temple, como el acero de las lanzas que se clavan en el alma lentamente.

... Es sólo una opinión que ofrezco con todos mis respetos..

... Creo que tu amiga tuvo suerte de encontrar a un hombre como su marido y quizás no sé dá cuenta.

Besos

sedemiuqse dijo...

Es bella tu narración y linda mujer es valiente al decir su verdad, y es que el amor nada tiene que ver con el enamoramiento. Pueden surgir ambos, pero el amor dura y el enamoramiento esa emoción que te hace enrojecer, que te encoje el estómago y tantas otras cosas.....se aleja pronto, pero es muy bello. Entonces queda el amor.Ese amor que se siente por los demás. Dentro del amor van muchos sentimientos e incluso alguna que otra emoción. El amor a la familia no es igual que el amor a tu compañero este lleva otros sentimientos y alguna emoción. Osea condimentos diferentes. Nosotros mismos somos amor. Y el amor no exclusivo, privativo, el amor fluye libre porque el amor es la vida. No, yo no creo que el amor termine nunca. Terminan las emociones. Y tampoco creo que suframos por amor.
Sufrimos por celos, dudas, miedos, posesión, pero no por amor.
Amar es desear para el otro lo que el desea para si. No lo que tu desees para el.
Bravo, bravo por esa gran señora que reconoce que estuvo toda la vida enamorada de ese hombre (no pudo irse el enamoramiento porque así de ese modo en el que el otro se aleja dejando al enamorado actúa como un encantamiento, que no se romperá hasta que no lo vuelva a ver) Esa mujer confiesa que quiso (amo) mucho a su marido,pero su enamoramiento estaba en otro....

Precioso tu texto.
Besos y amor
je

SHE dijo...

Muchos vagones tiene el tren de la vida y nunca esperamos enocntrarnos en el equivocado, sin embargo a veces los hilos del destino se entrecruzan y... vamos
lo principal y lo alabo es que lo disfruto , supo ser agradecida .

Hay un escrito mìo "Historia "donde se me ocurriò hablar de algo parecido.

saludos Ignacio, gracias.

La Isla Misteriosa dijo...

La gente que supera los noventa años son, por la época que les tocó vivir, la que te cuenta historias más increibles. Los Felices años 20, la depresión del 29 y el comienzo de la guerra, fue una época que ha marcado a mucha gente.

La Isla Misteriosa dijo...

La gente que supera los noventa años son los que pueden contarte las historias más increibles. Os lo digo por experiencia. Los Felices años 20 fueron mucho más felices que cualquier otra década. Luego vino la depresión del 29, y luego la guerra civil. Todo esto, marca a cualquiera. Salud.