jueves, 19 de julio de 2007

Un repaso a la Feria del Carmen

Este año, de nota media, un aprobado alto, destacando el papel de todos los profesionales que han tenido que trabajar para que muchos nos divirtiéramos, especialmente a los sanitarios del puesto de socorro, a la policía, protección civil, personal de limpieza, transporte público, y tantos otros implicados que resultaría imposible mencionarlos a todos.
En cuanto a los políticos, poco tengo que decir. Para bien o para mal no son los responsable de las pasadas fiestas, pues éstas han sido la herencia inmediata de la delegada saliente, Rosario Álvarez, quien dicho sea de paso, ha dejado el pabellón bien alto. ¿No hubiese sido esta una magnifica ocasión para despedirla con honores por su buen hacer, y hacer que salga por la puerta grande, como merece?
En cuanto a las casetas que componen la atracción más importante del ferial, felicitar sobre todo a los abnegados cofrades que se hartan de trabajar todos los años sin más interés que el beneficiar a sus Hermandades y Cofradías. En cuanto a ellos, se me ocurre que, teniendo en cuenta la ridícula subvención anual que aporta el Ayuntamiento para el sostenimiento y potenciación de nuestra Semana Santa, sobre todo si la comparamos con la que reciben mensualmente los partidos políticos, ya les valdría mucho más no gravarles con el alquiler del terreno, porque me parece vergonzoso que se explote económicamente a este tipo de entidades que trabajan sin ánimo de lucro. Eximirlas del pago de los terrenos en feria es una buena forma de potenciar la Semana Santa, y la Feria al mismo tiempo, porque tal y como está montado el cotarro, sólo las clásicas de siempre ganan dinero. El resto lo pierde, y así, no hay quien se atreva, y menos con esa competencia desleal de las casetas de los partidos políticos, que sin ser entidades oficiales, al financiarse con mucho dinero público, pueden montar casetas en las que se encuentra el mejor servicio, los mejores escenarios, los mejores menús y las mejores actuaciones. Así cualquiera, ¿no te jode?
Felicitar también a todos esos que no han dormido en toda la feria con el ansia de salir en la foto. Se les nota el entusiasmo. Espero que no se quede en eso, y a partir de ahora se dediquen a trabajan en beneficio de los intereses de la ciudadanía y no derrochen su tiempo, público, en figurar. Y por último, un guiño de complicidad a los menos acostumbrados al trajín de la farándula. Los pobres se han visto desbordados y han tenido que robar tiempo a los quehaceres de sus casas y al amor de sus familias. El cargo lo lleva intrínseco. Aquí no hay horarios. Son políticos, no funcionarios, y aunque se cansen y se desesperen por no poder llevar a montar a sus hijos en los cacharritos, espero que les hayan encontrado el regustillo a la cosa y que no salgan huyendo, porque la Isla los necesita. Para todos ellos un abrazo y el mejor ánimo. Espero que una vez pasada la fiesta, las aguas vuelvan a su cauce y se puedan organizar mejor, en beneficio de todos.
Por último, reiterar mi agradecimiento a los organizadores de la caseta Al Relente, por haber conseguido con imaginación, generosidad y buena predisposición, que muchos hayamos vivido una gran feria. El excelente ambiente que siempre tuvo, en absoluto ha sido fruto de la improvisación. Todo lo contrario, aquello se ha asentado con premeditación y alevosía, por tanto, para todos ellos, mi más sincera enhorabuena por la caseta de mejor y más tronío este año.