miércoles, 2 de abril de 2008

Llorando por Federico

Amanece,
y se quiebra el cristal de mi ventana.

La flor del almendro canta.

Si me asomo y la contemplo me pregunta
si te echo de menos.
Si no me asomo
me amenaza con deshojarse.

¡Silencio!.
- Calla, calla.
El agua del manantial,
es cierto,
corre caliente.
¡Ay!, tan caliente que me quemo.

No te rías gota,
que le quito el violín al viento.

- Calla, calla y mira:
tres hojitas de una rama
dan al mundo su primer llanto.
¡Qué bonito es el verde cuando es chiquito!
¡Qué hermoso cuando es rama!
¡Y qué dulce cuando es baranda!

- Calla, calla y escucha,
¿qué es eso que oigo desde mi balcón abierto?
¿es el canto de la madrugada?.

-No, no,
son las tres musas gitanas de Federico,
que rondan en su mortaja.

-Calla, calla y duérmete,
pequeña flor,
que nos descubrirán los geranios si nos oyen.
©Ignacio Bermejo

12 comentarios:

Klau dijo...

QUE BELLO IGNACIO QUE HERMOSO JODER!!!!!

UFFFFFFF
GRACIAS POR ESTAR
GRACIAS POR ESTO
Y POR "AQUELLO"
AMIGO
ES TAN HERMOSO LEERTE !!!!!!!

BESOS
KLAU ♥♥♥

Tesa dijo...

Hola, Ignacio es la primera vez que visito tu blog. He estado echando un vistazo, y de pronto me acordé de este párrafo que decía uno de los personajes de una novela que está ahí olvidada y que no sé si acabaré de escribir algún día. Creo que te gustará:

"...Mi padre era un contable que soñaba con parajes exóticos y leía con nostalgia novelas de viajes imaginados o vividos por otros. Un hombre de apariencia tranquila y amable con fuego en el corazón.

Me hice marino por él. Por si se le acababan las historias.

Hasta su muerte nos escribimos largas cartas. Las suyas llenas de preguntas, las mías repletas de curiosidades, anécdotas, peligros reales o inventados, peleas de puerto, y amores apasionados entre hombres broncos y mujeres temperamentales"

Besos, Ignacio.

Noray dijo...

Esencia lorquiana. ¡Qué delicia es leerte!

CecydeCecy dijo...

es muy dulce, pero sabes, es que me quede pensando....

ybris dijo...

Suena el llanto de fondo.
Desde algún lugar Federico lo agradecerá.

Un abrazo

Campanita de BarZaires dijo...

Hola Ignacio, es la primera vez que te visito y te he descubierto mediante el blog y pag. web de María Jesús, me alegro de haberlo hecho porque es muy bonito todo lo que escribes, me gusta mucho la poesía y entraré a menudo a visitarte.
Un abrazo.

Lula May dijo...

Calla, calla y escucha
el quejido del parto del almendro,
shhhh... escucha... sí... ya nació.

Besos.

TRuLy dijo...




Esta bien, me quedare callada :)



mia dijo...

Una de las tantas pérdidas

que que por ausente,

le ha tocado a Federico

es estar en tu poesía

en tu homenaje,me has

impresionado y estremecido!

♥♥♥besos♥♥♥

Joan Pinardell dijo...

Esa poesía... solo puede ser del Sur...
Un abrazo poeta

María dijo...

Aterricé, alaa como vuela esto, la de entradas que me he perdido.

Tu poesía es ... esencia ... aroma ... sentimiento ...

Un abrazo.

Críptica dijo...

Lorquiano total.Me has estremecido. Bravo.