viernes, 11 de abril de 2008

Poemas dedicados a Federico

Otra sugerencia. Mia me pide que le dedique más poemas a Federico García Lorca. Yo tengo intensas vivencias con el poeta. No digo que le conociera personalmente, pero sí que he seguido su huella, su ciudad, su casa, sus caminos, su poesía, y muchos otros lugares, en busca de su alma, y algo encontré.
Un día, hace tiempo, llegué a un bosque, en Viznar, Granada. Os juro que él estaba allí. Fue entonces cuando escribí todos estos poemas que pongo seguidamente y que especialmente le decido a Mia. Todos ellos fueron publicados en mi libro de poemas "Antología de lo Ausente"

“HOMENAJE A UN POETA MUERTO”

A LORCA, EL GRAN POETA.

Mis ojos se me enredan
en madreselvas negras
que impregnan a mi alma
de deseo y pena
y me acuerdo de ti.

Tu pecho,
blanco y dulce,
de dalias extinguidas
florecerá en primavera.


10

“HOMENAJE A UN POETA MUERTO”

POR EL CAMINO

Cuatro miedos mirando,
cuatro miedos oscuros,
cuatro miedos cuadrados,
de cara a cara a la vida
por el camino pasando.

El quinto miedo escondido,
oculto, allí llorando,
por ver como se lo llevan.

Los ojos de par en par,
y el alma triste y temblando.

Cinco oscuridades tristes,
atormentadas y viejas,
cinco vergüenzas calladas,
cinco ventanas cerradas,
de la casa muerta, de la casa muerta.

Detrás,
el alma transfigurada de los ángeles,
alzándose en dos chopos,
que sin querer estar,
estaban allí mirando.

La pared sonrojada,
enferma de indignidad,
esconde sus ojos negros
que no quieren ya mirar.

“El metal escupió fuego,
obligado por el odio,
y la vida se apagó
a la vera del tomillo en flor”

11

“HOMENAJE A UN POETA MUERTO”

MIRANDO SU FOTO

Dos astros negros, grandes, brillantes,
alumbrándome el alma como dos luceros,
duros como el azabache,
cálidos como los grandes ojos de Platero.

Debajo, un altozano elevado y puntiagudo,
calvario tras el cual está su boca,
jugosa oquedad donde disfruta
su carnosa lengua roja,
húmeda y sedosa.

Sobre su rostro pulido,
exageradamente pálido
se derraman sus miedos,
transfigurándose en versos,
muriendo en cada renglón escrito.

Me mira de enfrente,
desde la foto,
desde su tiempo,
echando sobre mi sus dos constelaciones.

Insoportable es el peso
de la verdad salvaje.

¿Cómo pudieron hacerlo?
¿Cómo pudieron matarle?

Quien lo hizo,
la mano que lo sentenció,
estaba exenta de ojos.
No pudo mirar,
seguro que no miró.

El párpado cobarde,
ocultaba el ojo ávido, por acallarlo,
y la mirada huída del corazón sin sangre.

No hay palabras,
la verdad es negra.
Un secreto hundido como una enfermedad.

En mis ojos, sus ojos como madreselvas muertas,
y mi alma, como una puerta abierta,
el deseo de lo eterno, la vida de su voz y su poesía.

¡Lorca vive!, ¡Lorca vive!, ¡Lorca vive!.


12

“HOMENAJE A UN POETA MUERTO”

SUS OJOS ROJOS.

Esgrimas del sol que hieren
al horizonte que sangra,
el camino se oscurece,
y las ventanas se apagan.

Al monte lo llevan preso,
todos lo ven,
todos callan.

El miedo cierra sus ojos,
el miedo mata sus almas.

Sube hacia arriba temblando,
Federico la montaña,
sus piernas no lo soportan,
se le ha desecho la cara,
y al llegar a la laguna,
en el boquete se para,
se vuelve y mira de frente
a quien le apunta y dispara.

El alma se les congela,
un lamento escuece traicionero en sus gargantas.

El viento corre gritando,
lamentos negros y oscuros,
canciones de cante jondo.

El horizonte está muerto ,
y sus ojos,
los ojos de aquel poeta,
ya no son negros,
son rojos.


13

“HOMENAJE A UN POETA MUERTO”

DESCANASE EN PAZ

Allí,
entre los cantos de los pájaros,
debajo de las puntas de los pinos,
descansas para siempre.

Allí,
asoma tu alma limpia,
mil veces renacida,
volviendo en el verde del romero,
en el azul precioso del tomillo.

Allí,
entre humedades cálidas,
de sombras frescas,
como quisiste el corral
de aquella huerta
donde querías vivir.

Allí,
en el lugar mas perfecto,
alzándote hacia arriba,
sobre aquel monte,
perdido en sus arenas,
bajo sus piedras.

14

“HOMENAJE A UN POETA MUERTO”

BORRACHERA, LOCURA Y MIEDO.

Los geranios de los balcones te vigilan,
el sueño no tiene nombre ni cristales.

El secreto se esconde tras las cortinas,
y las corbatas bailan un vals en los desvanes.

Te asustas,
y nace en ti el toro de tu miedo,
que corre con la azucena por las calles.

"Más arriba,
en las antenas,
amantes de los alambres,
se desvanecen los caracoles".

<<¿Y qué culpa tengo yo,
que los geranios de los balcones te vigilen?.>>

Los sombreros no son ya para las cabezas.

Los guantes están de vacaciones.

Una botella, sin rumbo, rodando por la acera,
se rompe en mil cristales.

¡Niño!,
¿ese árbol a quien espera?.
¡Niño!, ¿es que no me oyes?.
La farola ni se inmuta, ni me responde.

<que los geranios de los balcones te vigilen.>>

Esta noche, los negros y los puñales
se embriagarán con tu sangre,
y en las antenas,
amante de los alambres,
los caracoles se morirán aterrados.


15

“HOMENAJE A UN POETA MUERTO”

LLORANDO POR EL

Amanece,
y se quiebra el cristal de mi ventana.

La flor del almendro canta.

Si me asomo y la contemplo me pregunta
si te echo de menos.

Si no me asomo
me amenaza con deshojarse.

¡Silencio!.

- Calla, calla.
El agua del manantial,
es cierto, corre caliente.
¡Ay!, tan caliente que me quemo.

No te rías gota,
que le quito el violín al viento.

- Calla, calla y mira,
tres hojitas de una rama
dan al mundo su primer llanto.

¡Qué bonito es el verde cuando es chiquito!
¡Qué hermoso cuando es rama!
¡Y qué dulce cuando es baranda!

- Calla, calla y escucha,
¿qué es eso que oigo desde mi balcón abierto?
¿es el canto de la madrugada?.

-No, no,
son las tres musas gitanas de Federico,
que lloran en su mortaja.

-Calla, calla y duérmete, pequeña flor,
que nos descubrirán los geranios si nos oyen.
En fín, espero haber satisfecho tu necesidad de vesos lorquianos. Si es así, me doy por satisfecho. Un abrazo. Mia.

27 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Esta serie de poemas me parece bellísima. Admiro profundamente a Lorca y tu homenaje es maravilloso.
Un abrazo!

Lina dijo...

Hola Ignacio,

Se nota en demasia la pasión que sientes por Federico García Lorca... muy lindos tus versos. Yo visité su casa en Granada, esa que está en el centro del parque que hicieron en su honor, y me fascinaron los pequeños detalles. Recuerdo dos mecedoras a la entrada de la casa. Tengo un foto con mi hermana allí.

Te contesté en mi blog a tu sincero comentario.

Un saludo!

STELLA MARIS TABORO dijo...

Lorca , es quien ha sellado más, mi amor por la poesía, hasta sentirme gitana como las que abrigaron su mundo de escritor.

Bellamente, bebiste de su alma para escribir este homenaje cargado de sentimientos.

Un abrazo celeste y blanco.

Stella Maris

María dijo...

Se nota que sientes adoración por este gran poeta, y que has vivido muy cerca todo lo concerniente a él.

Me parece de una gran delicadeza y un gran detalle por tu parte el que hayas dedicado a Lorca unos poemas en tu mundo de escritura.

Un abrazo.

Joan Pinardell dijo...

Yo te digo amigo que a Federico no lo mataron nunca... yo te digo que hubo un día que un niño fue a Nueva York y le conto a un negro un cuento de lunas y de azucenas... yo te digo que a Lorca no lo han matado... Lorca esta vivo... Federico no murio nunca, y nunca lo fusilaron... yo te digo que cada noche lo escucho tocar el piano y cantarle a su madre... yo lo escucho... y sé que Lorca no ha muerto... amarillo limón como la aurora... Lorca es inmortal...
un abrazo

CalidaSirena dijo...

Desde luego me han encantado esos versos, tienes el don de la poesía y es algo precioso. Ojalá todos a los que nos gusta pudiéramos escribir cosas tan bellas.
Besos cálidos

Calidasirena

cualquiera dijo...

hola ignacio
me alegro de haberte encontrado
por las gués

alida dijo...

Me gustan tus poemas y bellísimo homenaje
Me quedo con esto: Me mira de enfrente,
desde la foto,
desde su tiempo,
echando sobre mi sus dos constelaciones

Saludos

Lula May dijo...

Ufff... necesito dedicarle a este post un tiempo del que ahora ando escasa. Pero volveré cuando disponga de él (o él de mí).

Muchos besos, Ignacio,
Lula.

Evan dijo...

Es evidente tu admiración y cariño por Lorca, tus versos hablan de eso...

Es tan lindo leerte! :)

Besos, que pases un lindo finde!

Soledad Sánchez M. dijo...

Hola Ignacio:

Muchísimas gracias por tu visita y tus palabras. Me ha impresionado descubrir tu blog, en primer lugar por tu trayectoria literaria y la belleza de lo que te he leído hasta ahora... y en segundo lugar porque compartirmos la pasión por Lorca.
Adoro el teatro, y he tenido el placer de representar a la madre de Bodas de Sangre...
Lorca es indeleble.

Desde luego que volveré a verte.

Un beso desde Salamanca.

Soledad.

Soledad Sánchez M. dijo...

Miles de gracias.

Yo ya lo había hecho sin consultarte.

Un beso.

Soledad.

Noray dijo...

Lorca no ha muerto,
sólo muere quien es olvidado.

IMPRESIONANTE HOMENAJE

Un abrazo

lichazul...elisa dijo...

Ignacio

felicitaciones a tu capacidad de no errar en la palabra!!

aunque son bellos y bien estructurados y todo eso que los catedráticos saben acerca del asunto y del cual les encanta hablar...me quedo con lo que trasmiten...con la emoción...y con los universos paralelos que son capaces de abrir para crear nuevos versos hacia otros aspectos y realidades...es como el capullo dejado cuando se produce la metamorfosis en el cual la oruga deja de serlo para ser mariposa.

que tengas un excelente fin de semana.
un abrazo de paz
desde el fin del mundo
elisa

Luzamarga dijo...

Hola, Ignacio.

Creo que nos has satisfecho a todos y a todas. Con muchísima belleza, tan escasa en estos tiempos.

Mi admiración y mi agradecimiento.

Cinco besos.

liliana varela dijo...

Hola Ignacio:
linkeé tu blog al mío http://lilianavarela.blogspot.com vendré a verte seguido.
Un beso y gracias por regalar estas bellísimas letras.
Liliana

nara dijo...

bellisimas letras...la vida de lorca siempre se me antoja tan triste, tal vez esté equivocada pero es así como lo siento !!

besos ignacio.

Nohema Rios dijo...

Hermosos poemas, un placer leerte.

Pasa a mi blog, algo te espera Poeta del corazón...

Un abrazo!

IGNACIO dijo...

Amigo, guardo silencio, siempre lo hago cuando lo que leo me traspasa el alma.

Un abrazo fundido.

mia dijo...

Ante todo darte las gracias!

me ha costado mucho escribirte

hoy es el silencio

cuajado de emociones

que enciende ejecuta y dice...

Tú ya no puedes sorprenderme!

Nadie como tú había rendido

tan bello y profundo homenaje!

Gracias por avivar la antorcha

del poeta,y hacer que me revele

siempre contra la cruel injusticia!

♥♥♥besos♥♥♥

Olga S.Isidro dijo...

Todos hermosos, pero “SUS OJOS ROJOS”, me parece verdaderamente genial.
Es un placer leer tal homenaje a un poeta.

Campanita de BarZaires dijo...

Son preciosos todos, me gusta mucho tu poesía, además aunque sean
lorquianos...llevan tu sello inconfundible.

Gracias por compartirlos.

Un beso.

Lola Bertrand dijo...

Unos poemas realmente buenos, llenos de fuerza y emotividad.
Abrazos de mar
Lola

carlota dijo...

Enhorabuena por semejante inspiración y gracias por compartirla con nosotros.
Un abrazo

Lula May dijo...

Precioso, Ignacio.

Un beso emocionado,
Lula.

Tesa dijo...

Adoro a Lorca, sobe todo Poeta en Nueva York, que me acompaña siempre.

Por eso me emociona tu homenaje y yo en su nombre como fan rendida al maestro te dejo en su nombre estos versos suyos:

...Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua...

Besos, Ignacio

MOIRA dijo...

No se como agradecerte este dia que revoloteando por la casa de IGNACIO he podido encontrarte..ahora leyendo a mi paisano FEDERICO mis recuerdos de la tierra madre salen a flote y mi corazón se encoje para tímido y sereno recojerse ante sus palabras..

Gracias otra vez..