lunes, 30 de junio de 2008

Diario de un caña cabreado.(Para Publicaciones del Sur)

Y es que vivir en la Isla y no cabrearse a diario es imposible, dada la desorganización reinante. Les cuento: Me levanto el día 08/05/2007 a las 08:00 h. de la mañana como cada día, pero concretamente ése supercontento por lo del pasillo del Barcelona al Madrid en el Bernabeu, y el 4-1 que le endiñamos, ¿lo recuerdan? Quería llegar temprano a la oficina, porque pretendía tomarme un café con el regocijo propio del ganador. Ya me entienden. Salgo de casa y me dirijo hacia la calle Ancha, donde tenía el coche aparcado desde la tarde anterior, en la zona azul, y al bajar descubro que la calle está cortada a la altura de Mariana de Pineda por las obras de soterramiento de los contenedores, así que no me queda otra que desviarme a la derecha y entrar en Santo Domingo, para tratar de salir por la calle Real, pero descubro que es imposible, porque para mi desgracia, también estaba cortada la calle Cardenal Espínola. Una de dos: O Colón para arriba, o Escaño para abajo, pero ninguna posible, pues ambas son de dirección contraria y si me pilla un guardia, encima hasta me multa. Este es el momento justo en que comienzo a cabrearme y a acordarme de los antepasados de algún que otro político que conozco, pero que me guardaré de mencionar, porque no sé si lo sabrán, pero el pobrecito nunca está presente.
Al final, como única solución posible, tuve que optar por subir por Vicario, para ver si podía tirar para la Ardila, pasando por la Ladrillera, pero mira por donde, que también está cortada la calle, pues a ésa hora están entrando en el colegio los chiquillos de las Carmelitas. Ante esto, ya me dirán. Yo perdí la paciencia. Lo reconozco ¿Qué tenía que hacer para salir de la Isla e ir al trabajo? ¿Cómo le iba a explicar a mi jefe aquel retraso, habiéndome levantado tan temprano? ¿Quién me iba a pagar toda la gasolina que estaba gastando?
Como ya habrán adivinado, no pude evitar darle otro repaso a los antepasados del concejal en cuestión. La pena mía fue no tenerlo delante para decirle cuatro cositas bien dichas. ¡Estaba en una ratonera!, cogiera por donde cogiera, pues todas las calles estaban cortadas. ¡Qué locura! ¡Qué disparate más grandeeeeeeee!
¡Hombre! Reconozco que yo no soy muy listo, pero les garantizo que el que da las licencias de obras en la Isla tan a la ligera, sin pensar en cómo afecta al tráfico, tampoco debe serlo. La verdad es que no se puede ser más torpe. No se pueden hacer peor las cosas. Yo me pregunto:¿Estas cosas sólo me pasan a mí? El otro día me quejaba de lo difícil que me resultó llegar a Bahía Sur para ver al San Fernando, pero es que la cosa se está poniendo de una manera que nos va a dar un infarto por el estrés, o por de la risa, porque esto es un verdadero cachondeo. Y lo peor del caso es que seguro que le echan las culpas de todo esto al pobre de López Gil, o a la Junta de Andalucía, que eso es lo que mejor saben hacer los del pacto, eludir responsabilidades y culpar al inocente. Ufffffff, mejor me callo, que se me calienta la boca y digo disparates.
Menos mal que, hombre previsor que soy, en vista de lo que se barrunta con las obras del tranvía, en vez de una motito como pensaba, me he comprado un helicóptero. En él me monté para salir de la Isla el otro día, que si no.... Y ése es mi consejo: Cómprense un helicóptero, lo van a necesitar de aquí a nada.PD.: Otra parecida el 29/05, que también cortaron la calle Ancha a la altura de San Rafael, pero lo más grande es que la bloquean abajo estacionando justo en medio una grúa gordísima con matrícula E-3414 BDJ modelo 902 marca Liebherr. (lo que expongo para que no me acusen de mentiroso). Díganme, ¿he hecho bien o no comprándome el helicóptero?

3 comentarios:

Dolores Serrano Cueto (Lola) dijo...

Hola Ignacio:
Has hecho muy bien en buscarte un transporte alternativo. Quizás tenga que pedirte algún día que me lleves a la escuela. Lo del tráfico en la Isla siempre ha sido así ¿o no?


Imagino que seguirás pintando, no se te da mal.

PD: me he permitido tutearte

Un saludo
Lola

JL Martínez Hens dijo...

Si te sirve de consuelo hay situaciones peores. A mí me quitó la grua el coche en una calle principal un miércoles cuando estaba perfectamente aparcado desde el domingo, y en la denuncia que me dieron en el parking de la grua (tardaron 5 horas en localizar donde estaba, horas en las que yo ya me convencí que me lo habían robado)previo pago de 80 Euros, argumentaban que estaba aparcado en carril de circulación.

Es por ello, que quería preguntarte si tu helicóptero es militar, por si necesitamos por aquí una de misiles.

Paco Rodríguez dijo...

Hola, he llegado hasta aqui, digamos por casualidad, y curiosamente tenemos mucho en común, la edad, el lugar de nacimiento, que somos convecinos, y que ambos tenemos un blog.

En referencia a este artículo, creo que el gobierno municipal vela por nosotros para que no salgamos de casa, y así ahorremos un poquito y no gastemos. Pues a veces como tu bien dices es horroroso el ir de un lugar a otro, y mas para uno como yo que todavía le cuestra circular por las calles de La Isla, pues conozco a sapo sapito y sapé.

Pues nada un saludo y espero seguir si ilustrandome de tu espacio