jueves, 19 de junio de 2008

Momento

¿Sabes?, hay veces que queremos celebrar algo porque nos sentimos felices, tanto, que somos incapaces de comprender qué nos está pasando. Es una felicidad profunda, espesa, recóndita. Una extraña sensación que nos ahoga, y nos comprime, que nos deja sin respiración y nos arranca esas lágrimas del corazón que brillan sobre nuestra piel como si fueran pequeñas estrellas. Lloramos, pero lo hacemos quietos, porque que somos incapaces de pronunciar palabra alguna, ni siquiera podemos abrir la boca, sólo dejarnos llevar, entregándonos, sin más, al momento que vivimos, con la certeza de que es un instante mágico, único en nuestra vida.
Sólo cuando nos pasa esto, podemos sentir el alma en su plena dimensión.
Siente tu alma creciéndote dentro y embriágate de su esencia más preciosa. Maravíllate al ver como las lágrimas mojan tus mejillas, al tiempo que te late el corazón con fuerza, haciendo que ese instante sea mágico e intenso. Disfrútalo como un tesoro. No dejes que nadie te lo robe.

46 comentarios:

Camille Stein dijo...

dejarse vivir, transcurrir por el río de la vida

felicidad espesa, ese precioso tesoro...

lichazul...elisa dijo...

minutos y momentos ...sus pasos no celeran hasta que viene la lluvia
y en ella se nos va la gloria.

un saludo para tí
muakismuakis también:-)

te dejo el link de una página
Poetas del Mundo

xau

Monik dijo...

Con lo llorona que yo soy...uf...no me cuesta nada de nada dejar que mis lágrimas asomen...

Besotes!!

CecydeCecy dijo...

esos momentos son los que te dan el aliento suficiente para sobre llevar los otros...

besitos

MBI dijo...

Hola!!! minutos para t�.

Beatriz dijo...

Qué ocurra eso cuando vea las notas, aaaayyyyyyy, por fi, por fi, por fi...
Saludos (con los dedos cruzados)

Pluma estilográfica dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro. Y te lo digo con una lágrima en la mejilla de mi alma emocionada.

Saludos!!!!

Evan dijo...

No son muchos esos momentos en la vida y sí son mágicos!

Has descripto lo sentí cuando me enamoré... :)

Un besito Nacho!!

Lola dijo...

Hola, ¿mejor descrito?
..¡imposible!
Saludos

Angélica dijo...

Precioso lo que has escrito. Es precisamente lo que yo llamo, estar feliz con la vida, con lo bueno y lo malo que nos da. Gozar hasta de unas lágrimas mojando tus mejillas, eso es encontrarle belleza a la vida. Te felicito. Me encantó.

Gracias por tu visita también.

Nightmare-Vere dijo...

Si, hay momentos mágicos ... que siento que la felicidad me inunda... y que quisiera compartir con la gente que quiero... con mis amigos.. Aparte de las cosas mas personales me pasa con los lugares hermosos, tanto tanto que siento que el corazón se me llena, asi como tu dices... (eso si que hay que reconocer que esto de ser mujer ... y las hormonas que nos acompañan deben ayudar un poco... ), la cosa es que cuando quiero compartir el momento a través de una foto... nunca es igual.... nunca es tan lindo como lo que ven mis ojos y nunca alcanzará a sentir alguien que no vea esos lugares lo que yo sentí... a menos que lo viva....
Las fotos si son lindas, y al verlas puedo recordar lo que estaba sintiendo...

Eso me pasa cuando subo al altiplano Ignacio... aho donde tu dices que no parezco minera.. en esa camioneta... sola ... absolutamente sola solo con mis fantasmas y mi musica.

Besos... y Gracias

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Me identifico plenamente con tus palabras

Joan Pinardell dijo...

En esos instantes formamos parte de un orden y de un equilibrio...
felices y radiantes emitimos luz y amor
y estamos vivos
un abrazo

Yeli dijo...

Vivir es mágico, estar en armonía con uno mismo y con la naturaleza que nos rodea es algo maravilloso. Hay una gran diferencia entre vivir y estar vivo...
Pasé a saludar y regresaré a visitarte.
Un abrazo
Yeli

Sara dijo...

Yo, siempre lo procuro Ignacio, osea que desde mis momentos decisivos te digo que tienes razón, que hay que hacer de cada momento algo mágico e intenso, que pasan muy deprisa...nuestros momentos.
Un abrazo

María dijo...

Me ha encantado lo que has escrito aunque no sea una de tus poesías, pero es un texto muy positivo y con mucha sensibilidad, así debemos disfrutar los buenos momentos, con emoción, aunque sean con lágrimas en los ojos, pero con ímpetu, con fuerza y sobre todo mágicamente y con ilusión.

Preciosa la imagen que has puesto me ha gustado mucho.

Un beso.

muchadela torre dijo...

Siente tu alma creciéndote dentro y embriágate de su esencia más preciosa. Maravíllate al ver como las lágrimas mojan tus mejillas, al tiempo que te late el corazón con fuerza, haciendo que ese instante sea mágico e intenso. Disfrútalo como un tesoro. No dejes que nadie te lo robe.


No lo dejo. Dejo sin dejar correr mis lágrimas a veces, dejo mi sonrisa olvidada en mi cartera, dejo el aroma que tengo detrás mio...mientras escribo y vuelo!!!!!!!!!!!

shiry dijo...

hay que aprender a difrutar los diferentes momentos de la vida ;)
todos dejan algo...

me gusto mucho este post!.

besiños!

Agustin dijo...

Y que esos "Instantes" nos acompañen tod la vida.... Es todo lo que tenemos....

Saludos para ti


Agustín

liliana varela dijo...

No dejes que nadie robe ese mágico instante.
Un beso grande Ignacio.
Liliana

Trini dijo...

Conozco muy bien esta sensación y´, cuando la he tenido he sabido disfrutarla, afortunadamente, porque no siempre pasa.
Ahora llevo tiempo sin sentirla, a ver si un día de estos...

Un abrazo
PD:Felicidades por la subida de tu equipo

Toni Bra dijo...

Texto e imagen con fuerza .Un placer visitarte.Un saludo

Mari Carmen Rueda dijo...

Preciosa la poesía y la imagen. Tenemos que disfrutar de los momentos mágicos. Estoy leyendo esto con lágrimas en los ojos, pero pronto pasará.
Un saludo

Alatriste dijo...

Sin duda hay que aprovechar el momento, quedarnos con esos instantes mágicos en los que el tiempo se detiene y sólo existimos nosotros y quien tenemos al lado.
Le hice un humilde homenaje a Ismael Serrano en mi desván y como sé que a ti también te gusta su música, te invito por si te apetece participar.
Un abrazo, compañero y que vaya bien todo.

Inés Bohórquez dijo...

Vivir momento a momento y tambien el momento del dolor, por que no?

todo tiene el momento perfecto para suceder...

un abrazo poeta!

M.TeReSa dijo...

Yo tuve ese instante de estos anteayer y reconozco que es algo indescriptible, que no se me olvidara nunca mas.
No obstante hay que disfrutar de cada momento, es lo mejor que podemos hacer, tengamos o no esos momentos tan especiales.
Un saludito!!!!

Verbo... dijo...

son momentos en donde sentimos que el alma se nos infla.

Un beso ♥

M.

Gabriela Bruch dijo...

hola ignacio :primero gracias por pasarte por mi blog. muy optimista tu texto,un llamado a la alegría. viene bien para mi país que tan mal está. y para mí y para todos.capturar ese instante mágico y volar... de eso se trata ,no ?
desde los malos aires

Marcelo dijo...

Excelente consejo Ignacio! Un abrazo

Xesca dijo...

En momentos así, aunque no se den continuamente, es cuando en realidad nos damos cuenta y sabemos en verdad: Que estamos vivos!!

Y eso sí es un sentimiento grande.

SUPERMAMÁ... dijo...

Dejarse seducir por esa desconocida alma que llevamos dentro y que tanto hemos disfrazado de exteriores...

Buena reflexión Ignacio,buena semana y un abrazo

Pedro dijo...

Esa es la felicidad que tanto anhelamos y que a veces, cuando nos llega, la dejamos pasar sin percatarnos siquiera de que la tuvimos durante un momento en nuestro poder.
Un abrazo.

IGNACIO dijo...

Ignacio, igual me sirve para los momentos de tristeza, es la dualidad invisible del alma.

Un abrazo.

manly dijo...

Es curioso que lloremos tanto cuando estamos tristes como cuando estamos alegres, está claro que la tristeza y la alegría son sentimientos iguales de intensos. Seguro que hay un punto en los que ambos se confunden.

JL Martínez Hens dijo...

Yo también tuve esta semana ese momento mágico de la felicidad en el presente, donde no sólo te aceptas y entiendes, sino que además te sientes vivo y con posibilidades de hacer un mundo mejor. La vida no es un valle de lágrimas si sabemos leerla y aceptar los pequeños fracasos como oportunidades.

Ana R dijo...

Porque no debemos justificar ni educar las emociones ¿verdad? Me ha encantado.Un saludo

Sil.* dijo...

Le has puesto palabras a las sensaciones que me inundan. s a felicidad la que me recorre y jamás podré dejar que me la roben!!

Te dejo un beso
Si.*

Maria Jesús dijo...

Sinceramente, Ignacio, creo que vives a fondo la felicidad, la belleza y la magia del momento inconfundible, a flor de piel. Como siempre, otra belleza que brota de tu corazón y que me maravilla el alma. Eres un cielo.

Marinel dijo...

Bufff,¡qué bonito!.Es cierto que hay momentos irrepetibles, maravillosos y plenos que provocan lágrimas de felicidad; esas perlas brillantes, que riegan el óvalo facial mientras el corazón se hincha placenteramente por dentro.
Esa es la magia de la vida justamente:esos momentos felices.
Me ha encantado.
Besos.

Bolero dijo...

CARPE DIEM
muakkkkkkkkkkk

Soledad Sánchez M. dijo...

Has descrito perfectamente una sensación, para mí, única y brutal. En mi caso es sentir que todo está bien, que cada cosa encaja en su lugar, que no se podría hacer nada por mejorar el momento... un pellizco muy sentido en la felicidad.

Un beso.


Soledad.

hawwah dijo...

es cierto, esos momentos de plenitud hay que atesorarlos en nuestro corazón para siempre...

un beso

Waiting for Godot dijo...

Pero que bonito. Besos.

darYrecibir dijo...

esta renuncia total para entregarse al amor es inefable!!

Raquel Fernández dijo...

Qué precioso texto, Ignacio. Hay que atesorar esos momentos y no permitir que nada ni nadie puedan empañarlos.
Te dejo un beso grande.

belona dijo...

Sí, hay que aprovechar esos momentos, porque son más veces las que lloramos por dolor que por alegría o por sentirnos bien.