lunes, 9 de junio de 2008

Homenaje a Juan Ramón Jiménez. (Cicuenta años de su muerte)



Atravesando la luz blanca de verano
llegué sediento hasta tu casa
hasta la puerta misma, por tus campos,
y allí noté, sobre mis hombros, el peso de tu nostalgia.


Dentro, en el patio, sentí los suspiros hondos
de los fantasmas, que seguían mirando
ocultos en el frescor seco de las lozas
del suelo antiguo que pisaste.


Tu sombrero, tu chaqueta gris, desvencijada
cubriendo la camisa blanca de tu alma,
desplomados sobre un perchero envejecido
que aspiraba a ser estaca.


Y tu tristeza, toda, derramada
por los ordenados tochos de papeles muertos,
por el espacio lánguido de tu recuerdo,
por todos los rincones y los huecos.

(Ayer visité su casa, y esto fue lo que sentí. Incluso llegué a sentarme en su escritorio, y a tocar sus dos máquinas de escribir, oler su madera, sus papeles, su ropa, ver sus cuadros, etc.)

35 comentarios:

Evan dijo...

...y lo que sentiste lo plasmate en letras, como gran escritor que sos! :)

Es preciosa tu manera de adorar con palabras a quienes admiras!

Un beso enorme, Nacho!!

Monik dijo...

Precioso, nostálgico, entrañable, triste, dulce...me encanta...gracias...

Besos!!

Oteaba Auer dijo...

Son varias las casas-museos que he visitado de diferentes personalidades, sobretodo del mundo de las letras...Te leo y admiro la forma en que has plasmado tu sentimiento.
La mayor sensación de sentir la presencia de alguien...de saber que algo de mi quedó en aquel lugar, fué en la casa de Neruda en Isla Negra...Estaba impregnado de Neftalí Reyes; sin embargo no me ocurrió lo mismo con La Sebastiana...
Gracias por ese post que de alguna manera expresa lo que a mi me sería imposible trnsmitir .

Camille Stein dijo...

debió ser una experiencia única y reveladora... me imagino su alma permaneciendo en sus ropas, en el olor de sus papeles...

camisa blanca la de su alma

bellísimo tu homenaje

un abrazo

JL Martínez Hens dijo...

Vaya dos bombones de seguidoras que me preceden en los comentarios... No me dirás que te gusta más el Arrebato!

Tu poema me ha recordado a varios poemas de Juan Ramón, como el inolvidable "Y yo me iré y se quedarán los pájaros cantando..,"

y dos más:

"En el recuerdo estás tal como estabas.
Mi conciencia ya era esta conciencia,
pero yo estaba triste, siempre triste,
porque aún mi presencia no era la semejante
de esta final conciencia"

y éste último tremendo:

YO NO SOY YO

"Soy este
que va a mi lado sin yo verlo;
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces, olvido.
El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pié cuando yo muera."

Que suerte teneis los poetas de poder expresar vuestros sentimientos con las palabras precisas...

JL Martínez Hens dijo...

Vaya dos bombones de seguidoras que me preceden en los comentarios... No me dirás que te gusta más el Arrebato!

Tu poema me ha recordado a varios poemas de Juan Ramón, como el inolvidable "Y yo me iré y se quedarán los pájaros cantando..,"

y dos más:

"En el recuerdo estás tal como estabas.
Mi conciencia ya era esta conciencia,
pero yo estaba triste, siempre triste,
porque aún mi presencia no era la semejante
de esta final conciencia"

y éste último tremendo:

YO NO SOY YO

"Soy este
que va a mi lado sin yo verlo;
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces, olvido.
El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pié cuando yo muera."

Que suerte teneis los poetas de poder expresar vuestros sentimientos con las palabras precisas...

carmncitta dijo...

Qué bonito homenaje, :) Tu escrito me ha transportado a ese patio :D

montse dijo...

Mi admiración por este arte de sentir y de saberlo transcribir sobre el papel para que nos llegue a los demás, esa sensación.
UN abrazo.

Las3Musas dijo...

Estoy encantada de haber encontrado este rincón poético.
Hilas las palabras con delicadeza, entretejes nostalgias y sombreros.

Te agradezco mucho la visita a las musas. Es tu casa y he pasado a decírtelo.

Te dejo un abrazo,
musa rella

mia dijo...

Te diré en toda honestidad

porqué te quiero a ti más

que a Juan Ramón que me enamoró

con su Pltero y yo en la infancia,

luego de mujer,tuve que ahondar

haciendo estudios en Francia

entendí el genio de su mujer

secreto,escondido,por dejar

a su marido,lucir...y todo

lo que conlleva...Le respeto,

pero cuando Tú escribes,me inclino

y es ancho y franco mi homenaje!

A ti Ignacio que amas y resaltas

lo que amas,y ante todo la mujer

los humildes y los desprotegidos!

Precioso lo que has escrito,como siempre!


♥♥♥besos♥♥♥

SUPERMAMÁ... dijo...

Donde quiera que esté su alma...le habrás alegrado la estancia con tus versos.

¡Que hermosura de palabras!!

Quien morir hoy pudiera...
para ser recordado con tan devota nostalgia.

Un fuerte abrazo amigo Ignacio
bss

JL Martínez Hens dijo...

Sólo un breve comentario aunque soy de letras no me salían los números y 100 años son muchos desde que nos falta el poeta. Pongamosle la mitad "pichita" como dicen por tu tierra, aunque los andaluces seamos un poco exagerados.

Camy dijo...

Has sabido transmitir el ambiente de esa casa y la admiración que sientes por el poeta ya que, sin estar allí, he percibido la tristeza, la ropa, la figura de Juan Ramón Jiménez, pero a la vez y detrás de todo lo que él era y tenía, he visto a Zenobia Camprubí.

Gracias por la visita a mi blog. Volveré aquí.

Un beso

Carlota dijo...

Hola Ignacio: gracias por tu visita... debió ser algo mágico esa visita a su casa... no me cabe duda, leyendo los versos que te inspiraron. Por cierto, tengo un burrito que se llama Platero ;). Un abrazo.

María dijo...

Precioso homenaje que has dedicado a este gran escritor, eres una persona muy generosa dedicando varios posts a figuras brillantes, también tú te mereces que te hagan un post, sin lugar a dudas.

Sigo cerca de vosotros, pero con un poco más de calma.

Gracias por tu visita a mi blog.

Un beso.

lichazul...elisa dijo...

juan ramón...melancolía innata
sinónimos que se entrelazan
desde su pluma imperecedera
reunidos poetas
convocados por una quimera...POESIA

un abracito de paz

Ave Fenice dijo...

sé lo que es sentir eso mismo, llegar a un lugar, a veces parecer abandonado, pero sentir la escencia de quién estuvo ahí y dejó hasta su aroma.

mi despertar dijo...

Poeta tus palabras me alcanzaron me tocaron y mientras la música me guiaba....me deslizaba entre rimas casi tan lindas como las de Bequer y una cancion...........


Desde la orilla de mis sueños te mando un saludo

Bohemia dijo...

Que impresionante el haber podido estar en su rincón, ver lo que el contemplaba, tocar con respeto lo que él tocó en su rutina de horas...

Un beso

Marinel dijo...

La poesía de Juan Ramón Jiménez, es bastante desconocida.A mí me gusta bastante, aunque hay que reconocer que otros/as me gustan más.Sin embargo fue un grande de las letras sin lugar a dudas.
Muy emocionante debe ser estar entre sus cosas, sus utensilios para transmitir sentimientos.
Te dejo una cortita de él, que me gusta:

YO NO SOY YO

Soy este
que va a mi lado sin yo verlo;
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces, olvido.
El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pié cuando yo muera.
Juan Ramón Jiménez.
Besos.

Pedro dijo...

No puede hacérsele mejor homenaje. Eres un hombre afortunado, y nosotros por poder leerte.
Un saludo.

Alatriste dijo...

Para alguien que vive en Huelva, apenas a unos kilómetros de Moguer, el pueblo de Juan Ramón Jiménez, fue especial leer este bello homenaje que le hiciste.
Un genio sin duda nuestro flamante Premio Nobel, un alma pura y hermosa, que nos dejó su arte.
Gracias por recordarlo, por acercárnoslo de nuevo.
Un abrazo, compañero.

mundo azul dijo...

Versos assim, merecem mesmo uma homenagem!!!
Beijos de luz...

CecydeCecy dijo...

que linda manera de homenajear a quien se admira que emoción habras sentido Ignacio al estar tocando sus objetos, esos que nos hicieron de alguna manera vivir en cada uno de sus escrito, como este el tuyo, que mejor no podría ser.

Gracias por tan bello poema. besos !!!

Zara dijo...

Precioso. Por cierto, tocar la máquina de escribir de Juan Ramón Jimenez...tiene que causar un respeto...puff.

Sara dijo...

pues plasmas de maravilla esos sentimientos sentidos, esas sensaciones captadas y hasta esa nostalgia!!! gracias por compartirlo.
Un abrazo desde La Robla.

Li'Sotto!! dijo...

Por todos los rincones y los huecos!

me encanto, de verdad =)

saludos!

Trini dijo...

Que suerte tuviste. Hace unos meses, en otoño, estuve en Moguer, pero la casa estaba cerrada al público por obras y me quedé con las ganas. De todas maneras sentí, paseando por el pueblo, la etérea presencia del ilustre poeta.

Tu poema es precioso, digno homenaje de un de un poeta a otro.

Un abrazo

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Y eso que Juan Ramón no es de mis preferidos, es precioso lo que has subido y muy bonito homenaje.
En Granada hay un hotel que lleva el nombre creo que uno de sus poemas "Callejón del agua"... creo, ¿eh?
Un besote y gracias por regalarnos este pequeño placer

Jorge Urbano Malásquez dijo...

Guau que cehevre experiencia, espero nunca la olvide.
Juan Ramon Jimenez fue un grande y siemrpe le estare agradecido por ser uno de los que provoco que se expanda mas y mas ese virus de la poesia.
Un abrazo y espero su visita por mi blog

Críptica dijo...

Ignacio, mucho tiempo sin leerte. Gracias por compartir esos sentires de la forma más bonita, compartiste muchas cosas allí con el escritor. Lo más bello que compartes es su mejor herramienta, la palabra. Me alegra saber que estás bien. Besos bermejos.

Marta dijo...

Me encanta este poeta! A mí me pasó lo mismo cuando visité la casa de Mozart y me senté en su silla, o cuando visité la casa del Greco!!! Que grandes estos artístas!.

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
¡Gran maestro!
Comenzamos con Platero y terminamos con... ¡No! no podemos terminar.
Un saludo.

Glo dijo...

Juan Ramón Jiménez es un escritor con cuya obra conecto siempre...

Maria Jesús dijo...

Qué bonito plasmar lo que sentiste durante su visita. Tus impresiones han quedado bellísimas en tus versos